Municipio

Conoce Ses Salines y la Colonia de Sant Jordi

Ses Salines se encuentra situado en la parte sur de la isla de Mallorca, a 54km de Palma. Este municipio mallorquín pertenece a la comarca del Migjorn. Contiene, además de la capital municipal, el núcleo turístico costero de la Colonia de Sant Jordi, la aldea de Ca’s Perets y las salinas de Sa Vall.

Nuestro término municipal ocupa la parte meridional de la isla; tiene forma triangular y dos de sus lados se encuentran bañados por el mar. El terreno forma sucesivas ondulaciones que le dan una agradable topografía; pequeños cerros aquí y allá se levantan y entre ellos se forman llanuras fértiles con numerosos huertos y almendros. La costa tiene preciosas calas y un antiguo puerto, hoy la Colonia de Sant Jordi.

El pueblo se encuentra sobre una meseta que le da una situación excepcional. Desde allí podemos contemplar la orilla del mar y la isla de Cabrera junto a sus islotes.

El municipio de Ses Salines es uno de los lugares con más encanto que podemos encontrar en la isla. Uno de esos lugares diferentes que merecen ser visitados si optamos por viajar a Mallorca.

Fue bautizado como “Ses Salines” en honor a los numerosos estanques para elaborar sal que se encontraban en el municipio. Las salinas de s´Avall se encuentran a 7km del pueblo de Ses Salines, en la Colonia de Sant Jordi, y son consideradas de las más antiguas del mundo ya que datan de la época de dominación romana. Una de las peculiaridades es que todavía se extrae sal de forma artesanal.

Un sitio con Historia

Tal y como ocurre en muchos emplazamientos de cariz más histórico de Mallorca, los orígenes de Ses Salines se remontan a la época de dominación musulmana -al menos aquellos de los que se tiene constancia escrita-, cuando la zona era una alquería donde se practicaba la agricultura. También debemos recordar que en este municipio siempre ha habido un constante flujo humano, puesto que las salinas que le dan nombre causaban la presencia regular de grupos de trabajadores acompañados de sus familias.

Las prácticas artesanales de recogida de la sal datan de la época romana, a pesar de que otros pueblos de la historia también han dejado su huella en Ses Salines. El comercio causó que el municipio también contara con asentamientos cartagineses y los barcos fenicios se dejaran ver por la zona en su día. Un sitio rico en historia. Un sitio querido y visitado desde siempre.

La Colonia de Sant Jordi pertenece al término municipal de Les Salines (este nombre proviene de las mismas salinas utilizadas ya por los romanos que se encontraban en la Colonia) y está situada al sudeste de la isla, entre los pueblos de Campos y Santanyí. Esta localidad nació como pequeño puerto de pescadores y actualmente es una conocida zona turística.

La zona costera de la Colonia de Sant Jordi, con sus pequeños islotes y sus maravillosas playas de suave arena y bella vegetación se encuentra bañada de unas cristalinas aguas para el deleite de sus visitantes. Esta localidad se encuentra delimitada a ambos lados por playas. Tiene algunas de las playas más emblemáticas de la isla de Mallorca, Es Dolç y Es Carbó, extensas, con fina arena, aguas cristalinas y azules como del Caribe.

Puntos de interés

Excursión a la isla de Cabrera

Cuenta con un puerto deportivo desde el que salen excursiones a diario a la cercana isla de Cabrera para visitar el Parque nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera.

Centre d'interpretació de Cabrera a la Colònia de Sant Jordi

El Centro de Interpretación sobre el Parque Nacional de Cabrera se encuentra en la Colonia de Sant Jordi que es geográficamente el punto más cercano a la isla de Cabrera. En el Centro de Información Turística, se obtiene la documentación necesaria para su visita al parque nacional, para conocer toda la historia de Cabrera y valorar todas las riquezas de sus alrededores.

Con su visita, pueden conocer todas las especies marinas y terrestres que viven en el archipiélago de Cabrera así como lo que supuso su historia para la cultura mediterránea.

En el edificio principal del Centro de Interpretación se presenta además una muestra de un talayot, un megalito autóctono de la protohistoria de Mallorca y Menorca.

Ses Salines

Las Salinas de Vall o de la Colonia de Sant Jordi son las segundas más antiguas del mundo (siglo IV a.C.), ya que su explotación fue iniciada por los mercaderes púnicos. La sal siguió siendo el principal motivo de interés para los romanos, bizantinos, árabes y cristianos. Estas mismas fuentes salineras por su importancia pueden explicar el origen etimológico del municipio. Su extracción todavía se realiza, con los métodos tradicionales, durante el mes de agosto. Constituyen un frágil y valioso ecosistema protegido formando parte clave del área natural Es Trenc-Salobrar de Campos.